COCA DULCE DE PAN


En mi casa siempre le hemos llamado la "Coca de Castellfollit". Cuando mi hermana y yo éramos pequeñas, mi padre iba a pescar a un pueblo de Girona y cuando volvía siempre nos traía una coca que hacían en el horno de leña de un restaurante donde paraban. Es una coca dulce con un intenso de anís. La primera vez que cocimos en el horno de leña que hay en la casa de mis abuelos de Galicia intenté hacerla simplemente con el recuerdo que tenía de aquel sabor y me salió perfecta, desde entonces, siempre que cocemos, esa coca está siempre en la lista y nunca consigo que se enfríe antes de que desaparezca. Aquí os dejo la receta, nunca he probado a hacerla en un horno eléctrico porque creo que el toque de la leña es fundamental aunque me imagino que también estará rica cocida en un horno convencional.

Ingredientes:

- Masa de pan (Agua, levadura, harina)
- Aceite de oliva
- Azúcar
- Anís

Elaboración:

Hacemos una masa de pan normal de la manera que tengamos por costumbre hacerla. Dejamos que suba.
Le damos forma a la coca dejándola con un dedo de grosor. Echamos un poco de aceite por encima y espolvoreamos generosamente la coca con azúcar. Marcamos toda la coca con los dedos haciendo presión, para que se impregne bien el azúcar y los ingredientes. La dejamos levar otro ratito tapada con un trapo de cocina limpio e introducimos en el horno cuando esté tenga la temperatura óptima. Retiramos cuando esté dorada y acto seguido la regamos con el anís sin miedo,
Ya tenemos lista nuestra coca dulce de pan.

Comentarios