GULAB JAMUN


Esta receta, para variar, también la he copiado de "Directo al Paladar", al parecer es un postre hindú. Son unas bolitas de queso crema, leche condensada y harina fritas en abundante aceite y dejadas macerar en un almíbar especiado.
Son unas bolitas que son ideales para acompañar un té o como guarnición de un helado, que personalmente es como a mí mas me han gustado. El almíbar de la receta original lleva agua de rosas pero como yo no lo he encontrado, es más, fui a una farmacia a preguntar y me miraron como si no me llegara la sangre al cerebro, desistí en el intento y utilicé agua de azahar, que no tengo ni idea de si se parece en algo más que en parte del nombre. Cuando encuentre agua de rosas volveré a repetir el postre para ver si hay mucha diferencia de sabor. Os diré que a nosotros nos han gustado mucho.

Ingredientes:

Para el amíbar:

- 500 ml.  de agua
- 440 g. de azúcar
- 3 vainas de cardamomo
- 2 palos de canela
- 3 estrellas de anís
-  cuachara de café de agua de rosas (en mi caso agua de azahar?
-  hebra de azafrán o en su defecto una pizquita de colorante alimentario (este ingredientes es opcional, es simplemente para darle un tono anaranjado)

Para las bolitas:

- 75 g. de harina espcial para bizcochos
- 25 ml. de leche en polvo
- 25 g. de queso crema
- uvas pasas sin pepitas
- aceite de girasol o cualquier otro tipo de aceite vegetal para freír

Elaboración:

Para hacer el caramelo mezclamos el agua, el azúcar y las especies y lo llevamos al fuego. Cuando el azúcar se disuelva subimos el fuego y dejamos cocer sin remover durante 5 minutos. Apagamos el fuego, añadimos el agua de rosas (o azahar) y el azafrán o colorante. Dejamos enfriar mientras preparamos el resto.

En un bol mezclamos el resto de ingredientes hasta formar una pasta homogénea moldeable. Nos engrasamos las manos y vamos cortando unas porciones de unos tres centímetros de diámetro aproximadamente y las vamos friendo en abundante aceite bien caliente. Las doramos a fuego medio por todos los lados, dejamos escurrir en un papel de cocina absorbente y las introducimos en el almíbar como mínimo una hora. Las servimos tal cual o acompañando una bola de helado, por ejemplo. Las que no nos comamos las dejamos dentro del almíbar.

Comentarios