TARTA HUESITOS



Hacía tiempo que quería probar a hacer esta tarta que es como un huesito gigante y desaparece en un visto y no visto.
El otro día fuimos a comer una paellita a casa de unos amigos y la llevé. Se hace en un momento, no es más que poner una oblea, untarla con nutella, poner otra oblea, nutella... y así hasta que se nos acabe la crema de cacao. Está deliciosa, vas cogiendo trozos y como no frenes cuando te das cuenta, te has quedado sin tarta.
A lo que vamos, aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

- Un paquete de obleas (las he comprado en el Mercadona, se llama "pan de ángel")
- Un bote de nutella de 250 g. (Da para hacer una tarta con unas 12 obleas aproximadamente. Si se quiere hacer más alta hay que duplicar la cantidad)
- Crocanti de almendra para decorar aunque se puede dejar tal cual o utilizar fideos de chocolate, virutas, fideos de colores, etc...

Elaboración:

Calentamos un ratito la Nutella al baño maría para que esté algo más líquida y nos sea más fácil de untar.
Cogemos una oblea, en el centro ponemos un poco de Nutella que pondremos contra el plato para que se sujete un poco y nos quede más firme  a la hora de untar.
Ahora se trata de extender una cucharada de crema de cacao con la misma cuchara o con una lengua de gato. La capa de Nutella ha de ser lo más fina posible para que nos llegue para todas las obleas y para que no quede demasiado empalagosa. Colocamos otra oblea, untamos con Nutella y así hasta que nos cansemos o hasta que se nos acabe la crema. Acabamos con la Nutella, la podemos untar por los costados para que no se vean las obleas o dejarla así. Eso ya va a gustos. Decoramos con crocanti o con lo que más nos guste y reservamos en la nevera para que endurezca un poco hasta la hora de servir.

Se puede hacer con cualquier crema de cacao pero a mí personalmente la Nutella me parece la mejor crema del mercado.

Comentarios