ALITAS DE POLLO EN VINAGRE


Cuando las probé por primera vez en un bar de La Llagosta donde vamos a tapear de vez en cuando con unos amigos los viernes por la noche, no me llamaron especialmente la atención pero les he ido cogiendo el gustillo hasta el punto de que ahora me encantan. De hecho las preparo siempre que tengo ocasión en casa y me doy un atracón. Hoy ha sido uno de esos días y aquí os dejo la receta para los que nunca habéis probado estas alitas al vinagre o para los que os apetece probar platos nuevos. Yo os las recomiendo.

Ingredientes:

- Alitas de pollo
- Aceite para freír
- Sal
- Vinagre de vino blanco

Elaboración:

Doramos las alitas de pollo en abundante aceite de oliva, que queden bien cocinadas y bien doraditas por fuera.
En un cazo ponemos el vinagre a hervir, ha de ser la cantidad suficiente para cubrir la alitas.
Cuando tengamos las alitas cocinadas las metemos inmediatamente en el recipiente que tenemos al fuego con vinagre y las dejamos ahí un par de minutos. Escurrimos las alitas, las colocamos en un plato y vamos repitiendo el proceso hasta acabar con alitas. Ya las tenemos listas para comer bien calentitas. Ya veréis como son un vicio.

Comentarios