ARROZ NEGRO CON SEPIA Y GAMBAS


Y hoy publico mi receta número 300!!!

Nunca me ha llamado la atención el color negro en las comidas, más que nada es que el negro me parece un color que no se come. El amarillo, el rojo, el verde, el blanco... son colores muy comestibles, pero ¿el negro?, hay muy pocas cosas que se coman de color negro, de hecho, el arroz negro lo és porque lo teñimos si no tendría su color blanco o amarillo de toda la vida. A Olalla tampoco le ha llamado mucho la atención cuando lo ha visto en su plato, no le ha entrado mucho por los ojos, otra cosa ha sido cuando lo ha probado porque si te gusta el arroz y está bien hecho el sabor es lo que cuenta, incluso me ha preguntado por qué no lo lavaba...
En fin a lo que vamos, que lo importante es que está delicioso y por eso aquí os dejo la receta sin más preámbulos.

Ingredientes

Para 4 personas

- 3 tomates maduros
- 1/2 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 2 sepias grandes
- 10 gambas o langostinos (eso ya a gusto de cada uno)
- 6 puñados bien llenos de arroz (a mí cuando hay arroz me gusta que haya de sobras)
- caldo de pescado (comprado o casero)
- 2 bolsas de tinta de calamar
- sal
- aceite de oliva

Elaboración:

Ponemos una paella con aceite al fuego, cuando el aceite esté caliente pasamos las gambas previamente peladas por la paella, que tomen colorcito, las retiramos y reservamos.
En el mismo aceite freímos la cebolla bien picadita, junto con los dientes de ajo y el tomate maduro al que préviamente le habremos quitado la piel y las pepitas (se puede pasar todo por la batidora pero merece la pena hacerlo a mano porque resultado se nota en el sabor final).
Cuando el sofrito esté hecho añadimos la sepia cortada en cuadraditos pequeños y dejamos que se cocine durante unos 20 minutos junto con el sofrito.
A continuación añadimos el arroz y sofreímos un poco junto con el resto de ingredientes. Añadimos el caldo que ha de estar hirviendo y lo dejamos que se vaya haciendo hasta que el caldo se evapore y el arroz esté en su punto. 

En un vaso cogemos un poco de caldo, disolvemos la tinta del calamar y añadimos al guiso para que coja color. Yo sólo le echo dos bolsas para que no me quede de un color negro intenso, pero si lo queréis de color más fuerte podéis poner hasta 4 bolsas.
La cantidad de caldo se dice que es el doble de la cantidad de arroz, es decir, si se echan 4 vasos de arroz, deberíamos echar 8 vasos de caldo pero bajo mi punto de vista esto es muy relativo porque depende mucho del tipo de arroz que se utilice y del fuego que tengamos. Yo lo que hago es ahogar el arroz con el caldo y voy probandolo, si se queda sin caldo, le hecho más y así hasta que está listo, por eso mientras se cocina el arroz tengo la olla con el caldo al fuego por si necesito más. 
Probamos el arroz y rectificamos de sal. Si el caldo tiene sal, normalmente no será necesario añadirle más porque entre la sepia que ya es un poco salada y el propio caldo tendríamos suficiente.
Las gambas se las añadimos en el último momento, cuando el arroz esté prácticamente hecho.
Cuando el arroz esté listo, apagamos el fuego y lo cubrimos con un trapo limpio durante 10 minutos y listo para servir.

Comentarios