TARTA DE QUESO Y CEREZAS


Mis compañeras de trabajo se apuntaron a un curso de cocina y esta tarta les gustó especialmente así que en cuanto me la chivaron me hice con todos los ingredientes y a la cocina. Como ya he dicho muchas veces las tartas con fruta no me suelen gustar, para mí la fruta como mejor está es al natural pero la verdad es que a esta tarta de queso le quedan genial las cerezas que acaban asadas con la masa en el horno. Nos ha encantando, hasta a mi hermana y mi padre que no son demasiado amantes de los postres dijeron que estaba muy buena. Así que aquí dejo la receta para la posteridad.

Ingredientes:

- 300 g. de cerezas madursa
- 3 huevos
- 100 g. de azúcar
- 10 g. de azúcar avainillado
- 90 g. de queso crema
- 75 g. de harina
- 50 g. de almendra molida
- 300 ml. de nata
- 30 g. de mantequilla fundida
- 1 pizca de sal

Elaboración:

Batimos los huevos y el azúcar hasta blanquearlos, añadimos el queso y batimos hasta que no queden grumos. Agregamos la nata y la mantequilla fundida, seguimos mezclando y por último añadimos la harina, la almendra y la sal. 
Precalentamos el horno a unos 180º. 
En un molde previamente y engrasado y enharinado de aproximadamente 21 cm. de diámetro volcamos la mezcla. Ahora repartimos por la tarta las cerezas que habremos deshuesado préviamente; una forma fácil de hacerlo es meterlas unos 5 segundos en el microondas, esto hace que la carne se despegue del hueso y con un pequeño corte podemos sacar el hueso fácilmente. Introducimos en el horno y esperamos a que la tarta esté cocinada que será cuando empiece a tostarse un poco por encima. Tarda de 30 a 40 minutos, depende del horno y de las cantidades que usemos.

Comentarios