HOJALDRES DE ASTORGA


Todo un descubrimiento, toda la vida loca por estos hojaldres y parando en Astorga cada vez que pasábamos por allí para dar con la receta que no puede ser más fácil. Éste tipo de dulce lo encontramos embolsado en prácticamente todos los supermercados pero si los podemos hacer en casa en un plis plas mucho mejor. Un consejo que os doy es no utilizar miel buena, a no ser que os encante el sabor a miel. Yo en casa tengo miel auténtica, de las colmenas de mi tío y ese sabor es imposible de disimular, si en cambio cogemos una miel de flores de esta que venden en los supermercados Día, el resultado es prácticamente igual al original porque esa miel no es tan intensa.
Aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

- 2 planchas de hojaldre (rectangulares a poder ser)

Para el almíbar:

- 200 ml. de agua
- 100 ml de miel suave
- 100 g. de azúcar
- unas gotas de limón
- 1 hoja de gelatina

(Estas cantidades dependen de la cantidad de hojaldres que tengamos que hacer)

Elaboración:

Hacemos el almíbar mezclando todos los ingredientes y llevando al fuego. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos unos 10 minutos que se vaya espesando un poco el almíbar. Añadimos la hoja de gelatina que habremos hidratado préviamente en agua fría.

Ponemos una plancha de hojaldre sobre la otra y la recortamos en cuadraditos iguales. Con la ayuda de un cortapastas hacemos los agujeros del centro. Colocamos en una bandeja sobre un papel sulfurizado e introducimos en el horno precalentado a 180º aproximadamente.

Cuando el hojaldre se haya hinchado y esté doradito apagamos el horno y retiramos dejando que enfríen un poco.

Por último bañamos los hojaldres sumergiéndolos en el almíbar durante unos 5 segundos por cada lado y dejamos enfriar del todo. Los tenemos listos para el desayuno, la merienda o incluso el postre. Están deliciosos y si no os lo creéis,ya sabéis, meteros en la cocina y probad.

Comentarios