MOUSSE DE QUESO CON GELATINA DE MEMBRILLO



Mi compañera Raquel se ha dedicado a hacer dulce y mermelada de membrillo. A mí el membrillo como más me gusta es con queso pero la mermelada la he usado para hacer la cobertura de una mousse de queso. Como me gusta esa combinación he pensado que en tarta tendría que estar tanto o más rico y así ha sido. Aquí comparto la receta por si os interesa.

Ingredientes:

Mousse de queso:

- 2 claras de huevo
- 400 ml de nata
- 1 tarrina de queso para untar tipo Philadelphia
- vainilla azucarada
- 125 g. de nata
- 4 hojas de gelatina neutra
- 80 ml. de leche

Para la gelatina de membrillo:

- 300 g. de mermelada de membrillo
- 60 g. de agua
- unas gotitas de zumo de limón
- 2 cucharadas de gelatina el polvo sin sabor

Para la base:

En mi caso una base de bizcocho, pero puede ser de galleta, magdalena desmigada o sin nada, como más guste.

Elaboración:

Colocamos la base de bizcocho o galleta en el fondo del molde.

Para la mousse:

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría. Mientras tanto, montamos la nata con la mitad del azúcar y reservamos. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos también.
Mezclamos el queso con el resto del azúcar y la vainilla. En un cazo ponemos la leche al fuego, le añadimos la gelatina que ya tendremos hidratada y mezclamos con el queso. Vamos añadiendo la nata montada y las claras poco a poco, alternado nata y claras hasta que las acabemos. Mezclamos con cuidado con movimientos envolventes para que no se nos baje la mezcla y nos quede una mousse esponjosa.
Volcamos sobre la base y la metemos en la nevera para que cuaje o en el congelador hasta una hora antes de servir, que es lo que hago yo.

Gelatina de membrillo:

Ponemos la mermelada, el agua y las gotas de limón en un cazo y llevamos a ebullición. Añadimos la gelatina, disolvemos bien y retiramos del fuego. Dejamos que se temple un poco y cubrimos la tarta con esta mezcla. Esperamos a que solidifique y ya tenemos lista nuestra tarta.

Comentarios