SEPIA CON PATATAS


Un guiso de sepia con patatas es un plato fácil de preparar porque no tiene ningún misterio, bastante completo y nutritivamente muy completo. Ahora que se ha ido el calor empiezan a apetecer estos platos un poco caldosos y que se pueden comer con cuchara y hoy, no es por echarme flores, pero me ha quedado espectacular, mi padre ha comido en casa y se ha llevado lo que ha sobrado en un túper y todo... Bueno, después de este piropo culinario que me acabo de echar yo sóla, os paso la receta.

Ingredientes:

(para 4 personas)

- 3 sepias no muy grandes
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla grande
- 2 patatas grandes o 4 pequeñas 
- 100 g. de tomate triturado
- 1 puñado de guisantes (si nos gustan)
- 1 cucharada de pimentón rojo
- 1/2 vasito de vino blanco
- 1 poco de agua si fuera necesario
- aceite
- sal
- pimienta negra

Elaboración:

En una olla con aceite tiramos la cebolla y el ajo picadito, mareamos un poco y añadimos la sepia cortada en cuadrados. Salteamos un poco y añadimos el chorro de vino blanco, dejamos que el vino se evapore un poco, separamos la cazuela del fuego y añadimos el pimentón rojo. A continuación agregamos el tomate triturado, seguimos removiendo, dejamos cocer un poco; mientras, pelamos las patatas y las cortamos rompiéndolas, es decir, clavamos un poco el cuchillo en la patata y tiramos rompiendo un trozo. Cortarlas de esta manera hace que suelten más almidón y la salsa del guiso quede más espesa. 
Añadimos las patatas a la sepia, añadimos un poco de agua para cubrir las patatas y cocinamos a fuego medio bajo hasta que las patatas estén prácticamente cocidas, momento en el cual añadiremos los guisantes que antes habremos cocido. Si no os gustan los guisantes podéis prescindir de ellos, a mí como me encantan le suelo poner doble ración. Cuando las patatas estén cocidas apagamos del fuego, dejamos reposar unos minutos para que se mezclen bien los sabores y listo.

Comentarios