TARTA DE MASCARPONE, NUECES CARAMELIZADAS Y MIEL


Aquí os dejo una receta de lo más sencilla y exquisita La saqué de la web de directo al paladar, los ingredientes me atrajeron al momento porque me encanta el queso, porque tengo excedente de nueces y porque todo ello regado con una buena miel como la que tenemos en casa de mis abuelos no podía fallar y así ha sido. Os aconsejo que la probéis porque no os vais a arrepentir. Las fotos no están muy allá porque las hice con el móbil y no había muy buena luz pero es lo que tengo...

Ingredientes:

- Una lámina de masa brisa
- 200 g. de queso mascarpone
- 200 ml. de nata
- 50 g. de leche
- 3 hojas de gelatina
- 100 g, de azúcar (en la receta original la sustituye por miel pero como mi miel es muy fuerte, he utilizado azúcar).
- Azúcar avainilado
- 120 g. de  nueces
- 2 cucharadas soperas más de azúcar para caramelizarlas
- miel al gusto para regar la tarta

Elaboración:

Forramos un molde de unos 20 cm.. aproximadamente con la masa brisa y cocemos al horno. La pichamos con la ayuda de un tenedor y le podemos poner un peso de legumbres encima de un papel de horno para que no suba. Yo esto no lo hago, la pincho bastante y no me sube pero es un truco para que quede bien plana.

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría. Mezclamos el queso con el azúcar y la vainilla. Calentamos la leche y disolvemos la gelatina. Añadimos a la mezcla de queso y por último añadimos la nata que tendremos montada.

En una sartén tostamos las nueces con las dos cucharadas de azúcar hasta que esta se funda y se caramelicen las nueces. Volcamos sobre un papel de estraza, dejamos enfriar y repartimos por encima de la tarta.

Regamos con miel al gusto y ya la tenemos lista para consumir.

Comentarios